Brutal video de golpiza a abogada a manos de su esposo que murió minutos después



Es un caso que ha sacudido a la opinión pública brasileña. El nivel de violencia registrado en las cámaras de videovigilancia del edificio de la pareja, lo dicen todo.

La joven abogada, identificada Tatiane Spitzner, de 29 años, sufrió la incontrolada ira de su marido, Luís Felipe Manvailer, de 32 años, quien la golpeó en repetidas ocasiones desde el vehículo en el que se conducían, en el estacionamiento camino a su inmueble y en el elevador del edificio ubicado en Guarapuava, una localidad al sur de Brasil.

La secuencia en blanco y negro, ha sido repetida por los principales noticieros y otras producciones cariocas, mostrando cómo la mujer sufrió el abuso en puñetazos y patadas de su pareja con quien estaba casada desde 2013.

Ella trató de escapar en repetidas ocasiones esa noche del 22 de julio pasado, tras una salida en pareja a un bar, que se tradujo en la última noche con vida de la joven mujer.

Pasaron varios minutos, casi 20, como lo reflejan las cámaras de seguridad, cuando la mujer fue empujada a golpes al departamento de ambos. La discusión habría subido de tono, al punto en que en otra secuencia de la grabación, se ve a Mavailer, regresar otros 20 minutos después con la camisa ensangrentada al elevador y en claro estado de shock, por lo ocurrido.

Otra toma lo muestra solo en polera, con un trapero, limpiando los rastros de sangre del elevador. Para ese entonces, Tatiane, yacía en la acera, a la entrada del inmueble. Se acusa al sujeto de haberla arrojado por el balcón, para simular un suicidio.

El abogado de Luís Felipe Manvailer, declaró que todo está bajo investigación policial y que hay que tener calma a la hora de estudiar los hechos, ya que aún no se sabe la causa exacta de su muerte. Lo anterior se suma a las declaraciones brindadas por el imputado a la hora de su captura, quien aseguró que amaba a su mujer, pese a las imágenes jugándole en contra.

Experto en artes marciales 

El programa Fantástico, de la televisión brasileña, llevó a cabo toda una investigación para entender por qué el esposo de Tatiane, ejerció tal violencia contra ella.

Salieron a la luz algunos aspectos de la vida personal del hombre, quien es considerado un experto en artes marciales, específicamente en Jiu-jitsu. De hecho, en uno de los ataques sufridos en el estacionamiento, él arremete contra su esposa con golpes característicos de esta disciplina marcial, según lo revelado por la periodista de Fantástico.

La producción también lo describió como un asiduo consumidor de esteroides anabólicos, al punto en que su masa muscular había crecido considerablemente en los últimos meses. De ahí que Tatiane, se intentara liberar sin éxito del ataque, como quedó registrado en la secuencia del elevador.

El padre de la joven, Jorge Spitzner, accedió a hablar con el programa brasileño, mostrándose devastado por lo ocurrido a su hija. Por otra parte, el periódico The New York Times, que también recogió la noticia, asegura que no había denuncias contra el presunto asesino de Tatiane, pero constantemente esta aparecía con golpes y moretones en sus brazos. También se sabe, que en una ocasión escribió en Whatsapp que su marido la “odia a muerte”.

Por otra parte, Luana Spitzner, hermana de la joven, ha creado un grupo de Instagram denominado “Todos por Tatiane”, con un significativo alcance y el cual pretende evitar nuevas muertes por la violencia de género.

Las impactantes cifras de violencia contra las mujeres en Brasil


La muerte de Tatiane, abrió de nuevo el debate de la violencia de género en un país donde las cifras son estremecedoras: un tercio de las brasileñas dicen haber sido violentadas por sus parejas.

Brasil ocupa el séptimo lugar de femicidios en el mundo, con 4,4 asesinatos por cada 100.000 mujeres. Lo anterior, con base a la encuesta brasileña de 2012 “Mapa de la Violencia”. La nación suramericana supera a Estados Unidos con el doble de casos.

Maria da Penha, es una ley brasileña que impone severas penas a quienes ejercen violencia de género. Sin embargo, solo un cuarto de las mujeres denuncian los abusos. Human Rights Watch, en Brasil, considera que el silencio del resto de las féminas tiene que ver con estigmas sociales que van desde lo económico, criar a los hijos dentro del matrimonio, hasta la desconfianza hacia el estado ante los pobres resultados del pasado.


Previous Post
Next Post

post written by:

0 Comments:

Facebook Like